Mejora tu falso depósito (I)

Algunas claves para mejorar tu falso depósito

El falso depósito es, en mi opinión, una de las técnicas fundamentales que el mago debe dominar. En el mostrador de nuestra tienda y en las clases que impartimos en Magia Estudio siempre me encuentro con un problema constante en la práctica de la magia con monedas, la buena gestión del falso depósito. Aquí me voy a limitar a los aspectos esenciales de la técnica (en un artículo más adelante analizaré el entorno y las acciones anteriores y posteriores a la trampa). Teniendo en cuenta que esto es un post abierto y que asumo que conoces los elementos básicos de esta técnica iré directamente a los aspectos importantes.

Siempre partiré de una de las variantes que más suelo utilizar: el falso depósito por empalme de dedos.

Veamos cómo se cocinan los ingredientes de nuestra mejora técnica.

 

–Analizamos la técnica. En el falso depósito por empalme de dedos el único movimiento realmente tramposo consiste en una ligera contracción del dedo anular. Por lo demás no hay la menor diferencia respecto a colocar realmente una moneda en la otra mano. Comenzamos bien, aparentemente hay muy poco que hacer si sabemos pasar una moneda de una mano a otra pero ¿realmente es así de fácil?

–Manos a la obra: Siéntate a ver tu serie favorita pero antes recopila algunos objetos por casa. Objetos pequeños con los que puedas hacer tu falso depósito: monedas, dados, chapas, pelotitas, papeles etc. y una taza o un cuenco donde echarlos.

 

–Coloca la taza a tu izquierda y los elementos a la derecha. Como ya hemos estudiado los pormenores de la técnica sólo tenemos que ir tomando los objetos uno a uno con la mano derecha y pasarlos a la izquierda que los soltará en la taza. Recuerda recrear perfectamente la acción del falso depósito pero sin la trampa. Tener una taza nos proporciona una dirección para la acción, algo fundamental (como veremos en otra entrada del blog) y, por supuesto facilita recoger los objetos una vez terminada esta fase (hombre precavido vale por dos).

 

–Esta es la fase más importante si quieres mejorar tu magia con monedas. Vuelve a echar todos los objetos a tu derecha y repite las acciones anteriores pero ¡sin objeto! Esto es fundamental. Si ya hemos visto que la trampa sólo requiere una pequeña contracción de un dedo debemos ser conscientes de que la clave está en la mímica. Antes de seguir avanzando asegúrate de que consigues realizar el mismo movimiento con objeto y sin objeto. Si eres capaz de recrear perfectamente la acción con mímica estás ready to go. Aquí debemos ser autocríticos y perseverar en la repetición de este paso y el anterior hasta que todo fluya sin baches y con naturalidad. Alterna una vez con objeto y otra sin el. Repite una ronda con objetos y otra sin ellos. El falso depósito se fundamenta mucho más en la gestión corporal que en la trampa. Al final del artículo verás al maestro de la técnica Albert Goshman. Observa cómo el 99% de su éxito es cuestión de actitud y naturalidad.

 

–Cuando consigas que ambos movimientos sean iguales ya puedes hacer el falso depósito. Verás que ahora, con toda la gestualidad ensayada desde antes tardarás mucho menos en obtener resultados satisfactorios. Repite estas fases una y otra vez hasta que el pase de moneda real, el que no tiene moneda y el trampos sean idénticos. En ese momento estarás preparado para salir al mundo y fingir pasar muchas cosas de una mano a otra.

Recuerda que las mejores monedas para el mago son los medios dólares y que cuentas con el maravilloso Monedas in Crescendo de Manuel Cuesta en nuestra tienda online y física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.