Nuestro resumen de 2023

Nuevo año. Nueva carta resumiendo lo que dio de sí el anterior. Para nosotros es una buena forma de compartir contigo la visión que tenemos de la tienda y la perspectiva que alcanzamos a tener sobre lo que hacemos bien y lo que nos sale regular (y las cosas en las que suspendemos a tope). Entendemos la tienda como un espacio de construcción conjunta entre los que estamos detrás del mostrador y los que jusficáis nuestra existencia. De esta manera me parece lógico rendir cuentas para que puedas tener una perspectiva amplia de esto que nos llevamos entre manos. Así que, al lío:

Cambios en el equipo.

Uno es tan bueno como la gente de la que se rodea. Esto se dice mucho pero no sé si es verdad del todo porque nos rodeamos de gente tan buena que cuesta estar a su altura. Es que tenemos mucha suerte, no hay vuelta de hoja. En enero de 2020 Giancarlo Scalia se unió a la familia y su aportación es fundamental para el desarrollo de la tienda y de todo lo que le rodea. Como no podía ser de otra manera, su aportación está siendo también fundamental para el desarrollo de la magia del uno al otro confín y ahora lo que le toca es recorrer mundo, triunfar y hacer que el resto de magas y magos se puedan empapar de una visión y acercamiento a la magia realmente importante y especialmente necesaria. Ahora en lugar de hacer magias en la tienda nos cuenta lo que se cuece mágicamente en los rincones más inverosímiles del mundo mientras comemos una pizza muy estricta en el Nap.

Y, como tenemos una especie de bendición Zulú, dimos inmediatamente con la persona perfecta para recoger el testigo. Dante empezó en septiembre y ya no sabemos existir sin él. Te lo puedes encontrar de lunes a viernes full time. Mago extraordinaire, genio de la fabricación y all around buen tipo. Un dechado de virtudes. Preveo que su influencia en 2024 va a ser brutal y que vas a poder ver un cambio en nuestros productos y forma de trabajar gracias a su influencia. A la vez, es la primera vez que tenemos a alguien a jornada completa, lo que nos permite dedicar mucho más tiempo a escribir, grabar, fabricar y hacer las cosas que mueven los engranajes de Magia Estudio. Hasta ahora había tocado bregar con una agenda complicada y hacer encaje de bolillos para sacar horas de donde no había. Y tengo que reconocer que ya estaba empezando a sufrir cierto desgaste. Con este nuevo ritmo me veo con la posibilidad de poner todas mis fuerzas en los lugares adecuados. A nivel personal para nosotros es un cambio brutal y creemos que se va a sentir en una escala tamaño Godzilla. Y encima con Dante aportando las habilidades de las que carecemos. Encima, para poner mejor las cosas, también tenemos Pedro Martín ayudándome a sacar adelante clases y talleres con un nivelón que me invita echarme a un lado del todo (pero me gusta enseñar y no quiero soltarlas del todo). Yo diría que está nuestro equipo y luego los Chicago Bulls de Jordan.

Nuestros productos.

Lo que fabricamos nos define. Ahora que la globalización ya es imparable y resulta imposible competir con Vanishing, Penguin o Alakazam, que tienen todo, a precios de miedo y envían gratis al continente perdido de Mu, lo que nos queda es, simplemente, hacer las cosas más personales.

Frente a ello grabamos instrucciones de los productos que traemos de fuera para hacerlos nuestros, tuyos y que tengan el valor de lo que podemos aportar a la magia. Intento que los juegos tengan detalles y manejos que aporten al original de manera que a quien se aventure a elegirnos a nosotros en vez de a uno de los gigantes sienta que ha ganado algo en el cambio.

Este año hemos sacado unos cuantos exclusivos. Dos de ellos se han convertido en titanes de la tienda. La Otra Lección Zen es el best seller absoluto del año. Una revisión de otro clásico nuestro de la que estoy personalmente muy orgulloso. Y, lamentablemente para mí (digo eso porque no soy capaz de producir en la cantidad necesaria 🙂 ), nuestro clasificador. Enviamos clasificadores regularmente a los lugares más recónditos del mundo y se ha convertido en uno de los juegos que definen el nivel de un catálogo. También le hemos dado fuerte a los monederos de cuero (este año se vienen Himbers y carteras Mullica) y a la impresión de cartas… lo que me lleva a lo otro importante.

Ya habíamos impreso cartas Bicycle pero para que esto se vuelva parte integral de la tienda, compramos un maquinote que nos permite imprimir en una calidad brutal en cantidades pequeñas (y grandes). Imagina la libertad que tenemos ahora que podemos hacer juegos con cartas especiales a placer. Y, encima, esto imprime en infinidad de materiales. Si ya la máquina echa humo, en 2024, tenemos tantos proyectos para ella que le vamos a tener que pagar horas extra. Y, ya lo anunciaré más adelante, abriremos la opción de impresiones por encargo (que hasta ahora hemos hecho sólo para quienes nos preguntaban).

También estoy trabajando la madera y mejorando el corte láser… todo por jugar y por poder hacer tangibles los juegos que tenemos en la cabeza.

El libro encantado.

Este año, de nuevo, sólo hemos hecho un libro con Mystica, mano a mano con Miguel Ángel Gea. El éxito que ha tenido me pilló a pata cambiada. Llevamos tanto tiempo preparándolo que ya había perdido la perspectiva de lo que teníamos entre manos. Un manual de iniciación hecho con uno de mis héroes pensado para embelesar también a quien conozca el mundo de la magia. El apoyo de la comunidad ha sido brutal y sólo espero que quien lo toma como escalón de entrada en la magia, siga después. Reconozco, así entre nosotros, que es el libro que he hecho que más responsabilidad me genera.

Eden, por su lado, se ha encargado de dar cuerpo a dos libros enormes tanto en continente (es año de libros tochos) como en contenido porque son imprescindibles. Sui Géneris de Isaac Jurado y En Blanco de Gonzalo Albiñana. Es una gozada que las personas que admiramos piensen en nosotros para dar cuerpo a sus ideas.

Secret Files.

Mi favorito. El juguete de mis desvelos sigue creciendo. Es que cada año se suman, al menos 52 clases. Con la nueva plataforma me siento encantado y la comunidad cada vez es más numerosa. Lo que me da la energía para perseguir cursos más profundos y buscar ideas nuevas que sigan ampliando lo que siento como mi gran trabajo. Mi forma de demostrar que la magia es infinita e infinitamente preciosa. Va como un tanque y este año espero que se consoliden algunas ideas secretillas que tengo en mente. Pero tiempo al tiempo.

Lo regular, los fríos números y lo que nos depara el año.

Casi me da vergüenza volver a repetir que fallamos en marketing y regularidad al manejar Youtube, Instagram, el mailing… parece que en lo único en lo que soy fiable es en entonar anualmente este mea culpa. Por suerte el cambio de ritmo de trabajo parece que puede llegar a paliar esto pero no quiero «escupir al cielo». Así que digo lo que el año pasado. Sólo espero hacerlo lo mejor posible, no tener que volver a escribir esto el año que viene y sentir que me quito esta espinita de encima. Lo peor es que, cuando puedo hacerlo, me encanta.

Comparto contigo una pequeña duda que tengo. A veces pienso que uno de nuestros problemas es que no corro lo suficiente para traer lo más nuevo el primer día. Me lleva mucho esfuerzo decidir qué cosas merecen la pena y se adaptan a lo que hacemos pero entiendo que también es importante no quedarse atrás. Te confieso que regularmente en sí lo estamos haciendo bien en este aspecto. A veces creo que hace falta y otras que es una lucha perdida y nosotros tenemos nuestra valía en otras áreas.

Por suerte la tienda mantiene su ritmo. Vemos que a nivel mundial cada vez hay menos tiendas de magia y, aún menos, tiendas a pie de calle pero no nos podemos quejar. Seguimos creciendo, recibiendo a magas y magos de todos los lugares del mundo y, a la vez, la web recibe cada vez más visitas. Tocamos madera :).

Y ahora termino, que toca entrar en 2024. La semana que viene se renovará la web completamente. Un primer paso en lo que se viene. Cumplimos 10 años al frente de la tienda y queremos celebrarlo bien. Nos sentimos fuertes, con ganas de hacer un montón de cosas, duplicar el número de novedades propias respecto al año pasado, cuidar los lanzamientos de productos, ampliar horizontes y, sobre todo, hacer muchísima magia y compartir una pasión que se contagie.

 

Nota: Este año iba a escribir la carta OpenAi pero Cooper dijo que era algo demasiado tópico y en su lugar prefirió escribirla él a partir de un par de notas manuscritas que hice yo (Ricardo) en el espacio libre de un dos de corazones.