Una idea para el Mental Epic

Hoy os propongo una idea para el Mental Epic (aunque sirva para otros muchos efectos).

Sabéis que la última elección conlleva serios problemas de «libertad». Algo así como: a) piensa en un número de tres cifras, b) piensa en una palabra y c) toca una carta. Esto se puede solucionar de dos formas: mejorando la elección final y dando apoyo físico a las anteriores para evitar el contraste. A continuación lo veréis con más detenimiento.

Material necesario:

Una pizarra Mental Epic (y tiza, claro).

Un balón hinchable de los que tienen un mapa político del mundo dibujado.

Una baraja de nombres (Trilogy, Phil Plus, Fred Trick). Una de esas barajas que tienen nombres escritos en los dorsos de las cartas, un espectador elige una carta cualquiera y resulta que tiene el nombre predicho por el mago escrito detrás.

Juego:

Explicaré muy resumidamente el asunto, asumiendo que conocéis la mecánica del efecto.

El mago propone resolver un crimen ficticio adivinando hora, nacionalidad del criminal y nombre.

1) Hora: El mago lanza la pelota hinchable al auditorio, que la pasa un par de veces hasta llegar a un espectador al azar. Este espectador debe tener un reloj analógico. El mago escribe su predicción.  Se le pide que se lo quite y que dé vueltas sin mirar la esfera hasta llegar a una hora cualquiera. La dice en voz alta y el mago la apunta en la primera casilla. (En esta primera elección la hora es en punto dando 12 posibilidades).

2)País: Se sigue lanzando la bola y un segundo espectador mira un país cualquiera, mientras el mago escribe su predicción. Después el espectador nombra el país y el mago lo escribe en la segunda casilla. Se puede limitar el país a Europa para que el incremento de posibilidades sea controlable.

3)Culpable: Aquí llegamos al meollo del asunto. Un tercer espectador debe elegir el culpable. El mago toma la baraja de nombres y la abre en abanico con las caras hacia los espectadores (sin que se vean los dorsos). Dice: «Tenemos 52 sospechosos, cada uno con sus motivos… por favor, piensa en el nombre de uno de ellos». Después cuadra la baraja, la guarda en el estuche y la deja a la vista. Es importante que no haya posibilidad de cambio de baraja en la mente de los espectadores. El mago escribe algo. El espectador dice una carta y el mago la escribe en la última casilla.

 

Revelación:

Las dos primeras adivinaciones no suponen ningún problema. En la tercera el mago no ha escrito una carta, sino un nombre (el correspondiente a la predicción de la baraja). Cuando se levante la última tapa se verá que el espectador ha dicho una carta (seis de corazones, por ejemplo) y el mago un nombre (Pepe).

Parecerá un fallo absurdo. El mago piensa un momento y se da cuenta de que ha enseñado las cartas por las caras y no los dorsos. Vuelve a tomar la baraja y muestra que cada carta tiene un nombre distinto en el dorso. Cuando llega al Seis de Corazones nombrado por el espectador, se muestra que en el dorso está escrito Pepe, el nombre predicho.

 

Notas:

Creo que es importante que las dos primeras elecciones tengan referencia física para que, al utilizarla en la tercera no haya choque.

También es importante vigilar el aumento de posibilidades de elección entre fase y fase. (Doce horas en la primera, 28 países en caso de Europa en la segunda y 52 cartas en la tercera).

Recuerda que para la tercera fase (f*****e), tienes siempre la alternativa de elegir un efecto de predicción que encaje con la estructura y proporcione una sensación de libertad adecuada. En este caso la baraja de nombres viene fantástica.

¡Que lo disfrutéis!

Si queréis juegos terminados, ideas y seguir explorando mis locuras mágicas echad un vistazo a la Trilogía del Embuste: http://magiaestudio.com/producto/trilogia-del-embuste/

Comments (5)

  • Sergio Alexander

    Fabulosamente pensado. Un efecto que se ve muchas veces arruinado por el contraste de imposibilidad tiene, con muy poco trabajo y un considerable aumento de visualidad, una solución inteligente, coherente, efectiva y, por qué no decirlo: «el toque» de Ricardo.

    29 julio, 2014 at 11:34 am
  • mago albert

    Muy buena idea

    29 julio, 2014 at 2:13 pm
  • Ricardo Sánchez

    Muchas Gracias!
    Hay muchos casos en los que un gran efecto se puede completar añadiendo un par de cositas. :)

    30 julio, 2014 at 12:04 pm
  • Iban

    Yyyiiigghh…

    ¿Podemos hablar libremente por aquí?

    4 septiembre, 2014 at 10:59 pm
  • Alfonso V

    Muy original. Gracias.

    6 octubre, 2014 at 12:37 am

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.